En la actualidad se esta iniciando a cambiar la concepción degradante que se tenía de las plantas sagradas de la coca y la marihuana tras el auge del narcrotrafico en Colombia en los años 60 y 70.  Carlos Sánchez, director general de Walacannabis, señalo que lo que se busca es “cambiar el concepto y el lenguaje de narcotráfico, por el lenguaje de vida, y cuando cambiamos el lenguaje a vida es porque vamos a volver la planta una planta medicinal” (ver).

TIPOS DE MARIHUANA 

En Colombia existen decenas de miles de variedades de marihuana en el mercado actual, pero…. ¿de dónde proceden? ¿Cómo diferenciarlas? ¿Qué detalles o frecen o que diferencias tienen entre ellas? La naturaleza nos ofrece de forma natural tres tipos de plantas de cannabis, que podemos etiquetar como Cannabis Sativa, Cannabis Índica y Cannabis Ruderalis o Hérnica. Cada una de estas variedades ofrece unos patrones específicos que nos ayudaran a saber qué tipo de planta tenemos en nuestras manos y cuáles son sus efectos cuando las consumamos.

Si lo que buscamos es una variedad (una planta) con efectos “activadores”, eufóricos, alegres, creativos, energizantes, antidepresivos o estimuladores del apetito, nuestras mejor opción la sativa o un híbrido con predominancia sativa. Las variedades sativas presentan por lo general este conjunto de efectos o alguna parte de este conjunto, cuando son consumidas en su correcta medida. Si por el contrario estamos buscando efectos más a nivel físico y relajante, nuestra mejor opción es cultivar una variedad (planta) índica o un híbrido con predominancia índica. Estas variedades presentan efectos más relajantes, tanto a nivel mental como corporal. Muchas de ellas ofrecen un efecto narcotico sedante.

Cannabis Sativa:
Originarias de América (México, Jamaica, Colombia….), Ásia (Tailandia, Nepal….) y África (Congo….), son plantas muy altas, alargadas y con grandes distancias internodales. Presentan hojas finas con folíolos finos y alargados. Son unas hojas muy diferentes a las de plantas de cannabis índicas por ejemplo. En climas templados, tropicales…. es donde mejor crecen y florecen.

Sus ciclos de floración pueden variar desde las diez semanas hasta las quince semanas, por lo que su cultivo no es recomendado para cultivadores con poca experiencia. Durante la floración normalmente triplican su tamaño e incluso mas, así que la altura puede ser un gran problema en cultivos de interior si no controlamos el crecimiento o aplicamos algún tipo de poda especifica.

Sus efectos son principalmente cerebrales, dependiendo de la variedad, pasan desde la creatividad a la euforia o a la estimulación del apetito. Por lo general aportan efectos muy sociales y activos, aunque algunas variedades también ofrecen efectos algo introspectivos o paranoicos.

Cannabis Índica:
Originarias de la India y Pakistán principalmente, son plantas de porte medio, con distancias internodales más cortas que las variedades sativas. Presentan anchas hojas con folíolos anchos y más cortos que las variedades sativas. En muchas ocasiones cuando vemos una planta índica en pleno crecimiento, se compara con una gran lechuga, debido a la anchura de sus hojas.

Sus ciclos de floración rondan las ocho siete u semanas, su cultivo no es tan complicado como con las variedades más sativas por lo que se pueden recomendar a un amplio número de cultivadores. Durante el ciclo de floración por lo general apenas doblan su altura, por lo que cultivarlas en interior no supone un problema. Las variedades índicas resisten mucho mejor los climas fríos y húmedos que las variedades sativas.

Sus efectos son principalmente físicos, relajantes y en ocasiones indicados para aliviar el dolor de forma medicinal, sobre todo dolores musculares. Muy recomendadas para relajarse o dormir.

Cannabis Ruderalis:

Originarias de Liberia y Siberia, son plantas muy bajas, chatas con poca altura. Este tipo de variedad de caracteriza por no precisar de un ciclo lumínico concreto para comenzar a florecer. Se utilizan mucho para realizar híbridos con variedades índicas o sativas y conseguir lo que actualmente conocemos como variedades auto-florecientes. Desde que son germinadas hasta que son cosechadas pueden transcurrir unos tres meses o cuatro.

Híbridos: Por lo general los híbridos son más fuertes que las variedades puras (sativas o índicas) y en muchas ocasiones, presentan muchos mejores resultados que las variedades más puras. Podéis saber que tipos de efectos presenta cada variedad.

 

LA MARIHUANA EN COLOMBIA

Algunos historiadores sugieren que el uso psicoactivo del cannabis en Colombia data de los tiempos del Canal de Panamá, que separó ambos países en el primer tercio del siglo. Durante estas obras hubo un intercambio muy intenso entre todos los países caribeños y posiblemente también de diferentes mercancías, entre las que podríamos encontrar semillas. Las primeras notas de prensa recogen noticias acerca de las primeras plantaciones y el aumento del consumo de marihuana desde finales de los años 60.

Las colombianas tienen fama de ser muy estimulantes, aunque también de efecto pesado y un poco narcóticas en algunos casos. Sin embargo, muy posiblemente esto también se debe a las malas condiciones en las que se secaba, conservaba y exportaba la hierba, llegando con frecuencia a su destino bastante deteriorada. Es sabido que la mala conservación, la edad o el secado al sol producen la degradación del THC en CBN, un cannabinoide de efectos más narcóticos y sedantes que el THC.

Las variedades se pueden dividir fundamentalmente en dos grupos: por una parte, las líneas de zonas costeras húmedas de la costa atlántica y cercanas a Panamá (lowland); por otro lado, las líneas de las zonas montañosas próximas a Santa Marta (highland). Sin embargo, en la actualidad las principales zonas de producción se han desplazado hacia el sur por las cordilleras y el Eje Cafetero. Antioquía, Bogotá, Tolima, Corinto, Cali o Cauca son lugares montañosos y bien conocidos, en los que todavía se pueden encontrar bastantes plantíos y algunos marimberos. Antiguamente las variedades de montaña como Colombian Gold eran generalmente conocidas por su efecto estimulante, mientras que las variedades de las regiones húmedas de menor altitud solían tener efectos más sedantes que estas.
En la actualidad casi todas las variedades colombianas están contaminadas e hibridadas con cultivares modernos, introducidos de forma similar a lo que sucede en México o Jamaica. Los narcos buscan la máxima productividad, no les interesa mantener variedades tradicionales tan tardías, sino explotar al máximo las cosechas para incrementar sus ganancias. Por tanto, cada vez es más complicado encontrar variedades tradicionales puras o intactas como la legendaria Punto Rojo, Mangobiche, Corinto, Dorada de Santa Marta, Manizales Black, Antioquía, Mona Amarilla, Wacky Weed, Rainbow Colombian, Colombian Red, etc…  (Leer más…)

 

“NOTA”

Cuando nos recetan un medicamento siempre los médicos preguntan qué otros fármacos estamos consumiendo, ya que las interacciones pueden hacer que el remedio no funcione o produzca reacciones peligrosas y la marihuana no es la excepción.

Aspirina, heparina e ibuprofeno: Si es que tomas aspirina de forma frecuente por sus beneficios cardíacos o consumes anticoagulantes, como la heparina, la interacción de estas con la marihuana hacen que se puedan producir sangrados más intensos, ya sea internos o externos, lo mismo en el caso del ibuprofeno o naproxeno, dos antiinflamatorios no esteroides.

-Medicamentos para la diabetes: Uno de los efectos de la marihuana sobre el cuerpo es la reducción de los niveles de azúcar, pero si además tomas medicamentos que provocan el mismo efecto en el cuerpo, como por ejemplo los fármacos para diabéticos, puedes estar en peligro. Si es que los niveles de azúcar en el cuerpo bajan demasiado la persona presente hipoglicemia y puede marearse, desmayarse y, en casos extremos, caer en coma.

-Viagra: El Viagra, cuyo nombre genérico es Sildenafil, es un medicamento que se usa principalmente para el tratamiento de la disfunción eréctil. Cuando tomas Viagra, el hígado se encarga de descomponerlo mediante enzimas específicas. La marihuana inhibe la liberación de las enzimas necesarias para que el hígado pueda descomponer y finalmente eliminar el Viagra, por lo que aumentan las probabilidades de efectos secundarios graves especialmente cardíacos.

-Benzodiazepinas y Codeina: Las benzodiazepinas son una familia de medicamentos que se utiliza en el tratamiento de la ansiedad y también epilepsia mientras que la codeína la solemos encontrar en jarabes para la tos, ambos tienen como efecto conocido el hacer que la persona se sienta somnolienta. Si se combina el consumo de benzodiazepinas o codeína con marihuana la somnolencia aumenta a un nivel peligroso por lo que la persona puede perder la conciencia, además puede producirse una depresión respiratoria seria.

-Prozac: El Prozac cuyo nombre genérico es Fluoxetina es uno de los antidepresivos más utilizados en el mundo y, si se combina con marihuana los efectos alucinógenos de la segunda droga se ven ampliados. La marihuana provoca un aumento de la serotonina en el cerebro y en personas que toman este antidepresivo eso puede transformarse en un estado psicótico.

-Medicamentos para la hipertensión: La marihuana tiene como efecto el bajar la presión sanguínea lo que no es peligroso para la mayoría de las personas, pero sí para quienes consumen medicamentos para la hipertensión. La mezcla de marihuana con medicamentos para bajar la presión sanguínea pueden hacer que esta disminuya demasiado generando hipotensión, la cual es peligrosa y puede generar desmayos y otros problemas. (Leer más…)

Lectura Hoja de Coca y Ceremonias Ancestrales Inka, del 13 de Diciembre al 23 de Enero... Descartar